Migas de Pastor

El plato más representativo del Valle son las migas de pastor, por ser eminentemente pastoril, actividad a la que se han dedicado tradicionalmente los roncaleses. Se trata de un plato sencillo, basado en el aprovechamiento del pan seco. Es un plato para comer recién hecho, preferentemente con cuchara de madera de boj y acompañado de un buen vino tinto.